fbpx
Kinesiología a domicilio en Santiago

Puedes seguirnos y encontrar información, videos y fotos en nuestras redes sociales.

Instagram

Con kinesiología se logran mejoras importantes en las actividades diarias de los pacientes con Parkinson

Los pacientes que padecen Parkinson logran una mejor calidad de vida si comienzan tratamientos kinésicos apenas se tiene el diagnóstico. Las personas que padecen Parkinson llegan a los tratamientos kinésicos de manera tardía, cuando los recursos físicos y cognitivos del paciente están más limitados y por ende, las posibilidades de éxito en los resultados también. El Parkinson es un proceso neurológico degenerativo y discapacitante que hasta el momento no tiene una solución definitiva. No obstante, junto con el avance farmacológico que permite alcanzar respuestas óptimas en los primeros años de su manifestación, una derivación temprana a tratamientos de kinesiología a cargo de profesionales aporta resultados “significativos” en actividades principales para la vida diaria del paciente como longitud del paso y la velocidad en la marcha.

La medicación específica para estos casos hace desaparecer los síntomas en la etapa inicial de la enfermedad “y esta situación convence equivocadamente a los pacientes y a su entorno familiar de desestimar la rehabilitación kinésica de manera temprana. De esa manera se pierde un tiempo clave para optimizar algunas funciones motrices”. “El Parkinson es progresivo y luego de una primera etapa de estabilidad por la medicación, suelen aparecer síntomas secundarios motores y psiquiátricos”.

Es importante iniciar un tratamiento kinésico precoz y continuo apenas se conoce el diagnóstico para fortalecer actividades como caminar, mantener el equilibrio, girar en la cama, levantarse, sentarse, subir y bajar escaleras, ingresar o descender de un vehículo, tomar objetos, escribir, entre otras.

Al iniciar el tratamiento, el kinesiólogo especializado planifica un trabajo con ejercicios físicos funcionales de dificultad creciente que le aporten experiencias motrices y den soluciones a las “discapacidades” detectadas en la evaluación kinésica. Estos ejercicios no deben necesariamente extenuar a los pacientes, se adaptan a las posibilidades, experiencia previa, prioridades y adherencia al tratamiento de la persona con Parkinson. También, el kinesiólogo indicará, si es necesario, sobre el uso de ayudas para la marcha que puedan mejorar su equilibrio (bastones, andadores, etc) y sugerirá condiciones para la seguridad domiciliaria, como es la colocación de barrales, antideslizantes y silla de baño, y el retiro de alfombras que pueden provocar caídas, que se disponen y los ambientes amplios. No obstante los especialistas reconocieron que se logran “muy buenos resultados en el trabajo domiciliario” por ser el ámbito de desempeño habitual del paciente.

Se requiere de un periodo de habituación a la actividad física al inicio de la rehabilitación, en especial con los que llevaban una vida sedentaria, pero la mayoría de las veces “con la kinesiología suelen encontrar rápidamente soluciones a sus problemas de movilidad de la vida diaria que motivan a la persona con Parkinson y lo predispone mejor, no solo con la rehabilitación, sino en su vida diaria frente a la enfermedad”.

Escrito por

"Para evitar un tratamiento es necesario prevenir, por eso contribuimos e informamos a la población.
Yanina Jadue
Yanina Jadue, Kinesióloga CEO de SENEX
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.